petMDEnglish
Home
Contact Us
Site Map
search for submit


articletopper-dog.png

Falta de enzimas digestivas en gatos y perros

  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Assigning the return value of new by reference is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/sites/all/modules/views/includes/view.inc on line 1095.

Insuficiencia Pancreática Exocrina

 

 

El páncreas es el órgano del cuerpo responsable de producir insulina (la cual regula los niveles de azúcar en la sangre del cuerpo) y las enzimas digestivas (las cuales ayudan a la digestión de almidones, grasas, y proteínas en la dieta de los animales). Si el páncreas falla al producir la cantidad suficiente de estas enzimas digestivas, se desarrolla la Insuficiencia Pancreática exocrina, o EPI (si sigla en ingles).

 

La EPI podría afectar el sistema gastrointestinal del animal, así como la nutrición general, y puede provocar problemas tales como pérdida de peso y diarrea crónica. La condición es más común en perros, y se cree hereditaria en el Pastor Alemán.

 

Síntomas y Tipos

 

La EPI podría producir problemas digestivos, malnutrición, y/o inadecuada absorción de nutrientes dentro del cuerpo, el cual puede contribuir a una sobrepoblación de bacterias en los intestinos. Los síntomas podrían incluir diarrea crónica; pérdida de peso a pesar de un apetito normal o incrementado; mayor volumen o mayor frecuencia de evacuación y gases; y coprofagía (donde un animal ingerirá sus propias deposiciones).

 

Causas

 

La causa más común de EPI en perros es la atrofia acinar pancreática ideopática (PAA, sus siglas en inglés). Las enzimas responsables de ayudar a la digestión de almidones, grasas y proteínas, son producidas por células en el páncreas conocidas como células acinares pancreáticas. El PAA se desarrolla cuando estas células no funcionan adecuadamente, y por ende causando la EPI.

 

La segunda causa más común de EPI en perros — y la causa más común en gatos —es la inflamación crónica del páncreas (pancreatitis). Si la causa es la pancreatitis crónica, es posible que el animal tenga diabetes. La cual debe ser tratada.

 

Diagnóstico

 

Si los síntomas de insuficiencia pancreática exocrina son evidentes, pueden hacerse una serie de pruebas de función pancreática. Una muestra de suero que mide la cantidad de tripsinógeno (TLI) químico liberado en la sangre por el páncreas revelaría problemas en el páncreas. Un animal con EPI tendrá cantidades disminuidas de TLI.

 

Pueden realizarse una serie de otras pruebas, incluyendo análisis de orina y materia fecal. Las infecciones gastrointestinales o inflamaciones pueden estar entre los demás problemas responsables de síntomas similares a aquellos de la EPI.

 

Tratamiento y Cuidado

 

Una vez que se ha diagnosticado EPI, el tratamiento más común consiste de suplementar la dieta del animal con un reemplazo de enzima pancreática. Estos complementos de enzimas vienen en forma de harinas la cual pueden mezclarse con alimentos. También, si la mascota está desnutrida, los suplementos de vitaminas podrían ser necesarios.

 

El tratamiento adicional depende de la causa principal de la EPI. La mayoría de las causas de EPI, tales como la atrofia acinar pancreática (ver arriba), son irreversibles. Esto significa que son necesarios terapia de por vida y suplementos de enzima.

 

Control

 

Evitar dietas altos en grasas y altos en fibras, las cuales son más difíciles de digerir. El monitoreo semanal del progreso del animal es necesario después del tratamiento inicial. La consistencia de las deposiciones debería normalizarse y debería desaparecer la diarrea en menos de una semana. El animal también comenzará a recuperar el peso perdido.

 

La dosificación de suplementos de enzima puede disminuirse hasta su normalización, para poder normalizar el peso del cuerpo.

 

Prevención

 

No se aconseja la reproducción de animales con atrofia acinar pancreática, dado que pueden transmitirlo a su descendencia.

 


This petMD article has been certified and approved by veterinarians.


Volver al Inicio