petMDEnglish
Home
Contact Us
Site Map
search for submit


<?echo $image_article;?>

Infección por Coronavirus canino

  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Function ereg() is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/includes/file.inc on line 893.
  • : Assigning the return value of new by reference is deprecated in /var/www/espanol.petmd.com/sites/all/modules/views/includes/view.inc on line 1095.

Enfermedad Intestinal Contagiosa en Perros

 

Una infección por coronavirus canino (CCV) es una enfermedad intestinal sumamente contagiosa que puede ser encontrada en perros en todo el mundo. Este virus en particular es específico de los perros, tanto salvajes como doméstico. El coronavirus se reproduce dentro del intestino delgado y es limitado a las dos terceras partes superiores del intestino delgado y los nódulos linfáticos locales. Una infección CCV es considerada generalmente como una enfermedad relativamente suave con síntomas esporádicos, o ninguno en absoluto. Pero, si una infección CCV ocurre simultáneamente con una infección viral de parvovirus canino, o una infección causada por otro patógeno intestinal (entérico), las consecuencias pueden ser mucho más serias. Hubo algunas muertes reportadas en cachorros vulnerables.

 

Síntomas y Tipos

 

Los síntomas de una infección CCV varían. En perros adultos, la mayoría de las infecciones no mostrarán síntomas. A veces, puede ocurrir un sólo indicio de vómitos y unos días de diarrea explosiva (líquida, amarilla, verde o naranja). La fiebre generalmente es muy rara, mientras que la anorexia y la depresión son más comunes. Ocasionalmente, un perro infectado también puede experimentar algunos leves problemas respiratorios. Los cachorros pueden presentar diarrea prolongada y deshidratación, y son los que más peligro tienen de desarrollar complicaciones serias con este virus. La enteritis severa (inflamación del intestino delgado) en cachorros causará ocasionalmente la muerte.

 

Causas

 

Esta enfermedad intestinal es causada por el coronavirus canino, que se relaciona estrechamente con el coronavirus felino entérico (FIP), un virus intestinal que afecta a los gatos. La fuente más común de una infección CCV es la exposición al excremento de un perro infectado. Los filamentos virales pueden permanecer en el cuerpo y quedar encubiertos en el excremento por hasta seis meses. El estrés causado por el excesivo entrenamiento, hacinamiento y condiciones generales antihigiénicas aumentan la sensibilidad de un perro a contraer una infección CCV. Además, los sitios y acontecimientos donde los perros se reúnen, son los lugares más propicios para que el virus se disemine.

 

Diagnóstico

 

Una infección CCV por lo general tendrá algunos síntomas en común con otras infecciones bacterianas, virales, o protozoicas, o con la intoxicación e intolerancia alimentaria en general. Por lo tanto, ciertas pruebas deberían ser realizadas para determinar la causa real de la infección. Un análisis bioquímico y el mostrarán típicamente una fisiología normal, por eso a veces pueden tener que realizarse un análisis serológico específico (suero) o una titulación de anticuerpo (medición de la concentración de anticuerpos).

 

Tratamiento

 

Los cachorros que han sido expuestos a esta infección y estén mostrando los síntomas necesitarán un cuidado más cauteloso. Lo que parece ser una pequeña cantidad de diarrea y vómitos pueden conducir a una condición fatal para un indefenso cachorro. La mayoría de los perros adultos se repondrán de una infección CCV solos y sin la necesidad de medicación. En algunos casos, la diarrea puede seguir por hasta 12 días, y las heces blandas durante algunas semanas. Si la infección realmente causa inflamación del intestino delgado (enteritis), problemas respiratorios, o envenenamiento de la sangre (septicemia), se puede tener que prescribir antibióticos. Si la diarrea severa y la deshidratación ocurren como consecuencia de la infección, pueden tener que dar al perro fluido suplementario y tratamiento de electrolito. Una vez que el perro se ha recuperado de la infección, por lo general no habrá ninguna necesidad de seguir supervisándolo. Pero, tenga presente que todavía pueden haber remanentes del virus que permanecen en el excremento de su perro, poniendo potencialmente en peligro a otros perros.

 

Prevención

 

Hay una vacuna disponible para proteger a los perros de este virus. Normalmente es administrada solamente en perros de espectáculo y cachorros, ya que ellos tienen sistemas inmunológicos no desarrollados y son más vulnerables. Como el coronavirus canino es una infección sumamente contagiosa, la mejor prevención es inmediatamente aislar a los perros que exponen los síntomas comunes o han sido diagnosticados con estos. Es importante también mantener los caniles limpios e higiénicos en cualquier momento, limpiar a su perro tanto en espacios públicos como en privados, y proteger a su perro de entrar en contacto con el excremento de otro perro, tanto como sea posible.


This petMD article has been certified and approved by veterinarians.


Volver al Inicio